Pobreza y riqueza en España: Dos caras de una sociedad

Hoy en día, muchos españoles han conseguido acrecentar su fortuna de una forma inimaginable. Sin embargo, esta situación trae aparejada una desigualdad nunca antes vista, logrando que la brecha entre ricos y pobres alcance un pico sin precedentes en la historia del país.

En efecto, hablar de riqueza en España supone mostrar la contracara de la misma moneda: aumento del desempleo, cese de las prestaciones y reducción de los salarios; ingredientes que dan como resultado una crisis económica y financiera que pareciera no tener fin.

A pesar de lo que algunos economistas sostienen, esta situación no es el producto de la paranoia o de la influencia negativa de los mass media, puesto que, conforme a las cifras oficiales, la riqueza en los hogares ha bajado un 18,4 por ciento durante el último año. Esto convierte a España en el país con el mayor descenso de su riqueza dentro de la Comunidad Europea.

Si bien el territorio español siempre contó con una marcada diferencia entre los ingresos de ricos y pobres, esta situación se ha agudizado durante la última década. Así, por ejemplo, el índice Gini, que mide la desigualdad dentro de cada país y marca al 100 como la desigualdad absoluta, ha arrojado un 34 en el año 2011.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *